Hace no mucho, hablando de las tapas, me hicieron ver lo importante que es un buen aperitivo para abrir el apetito. Da igual de lo que estés hablando, no hay nada como probar un poco, y si te gusta, seguro que querrás más.

Siguiendo esa idea, voy a empezar a poner “tapas de cerámica”, para abrir vuestro apetito y despertar la creatividad y las ganas de venir al taller y crear objetos bellos.

Este lunes nos estrenamos con unas piezas de gres M75 bruñidas al torno y cocidas en “pit firing” o cocción en bidón con Roque Martínez en el curso que ha impartido en Pelahustan.